domingo, 25 de marzo de 2012

otra vez con los bolillos entre manos


La verdad que el verano para mi fue muy largo y tedioso, este año mi verano fue de casi 8 meses seguidos y me agotó por completo, aunque obviamente quien me quita lo bailado o paseado mejor dicho... esto hizo que los pobres bolillos durmieran una larga siesta.

La semana pasada comencé mis clases habituales y como era de esperar monté un trabajo nuevo (nunca acabar el empezado), pero el entusiasmo fue tal que cuando me quise acordar lo terminé, menos mal que como es para las puntas de una chalina no pasa nada porque tengo que hacer otra igual.


Ahora tendré que salir a buscar la tela adecuada para coserla y así poder quitar los hilos de la terminación, además como quiero llevarla como trabajo en curso al encuentro de bolillos que tendremos en abril en la ciudad de La Plata, si ya va unida a la tela se lucirá mucho más.


Me gustó mucho realizarla, al principio pensé que sería un poco complicada, pero en cuanto me aclaré con un par de dudas fue de lo más entretenida, además muy ágil, porque no es necesario dejar en espera  pares para trabajar otros, que suele ser algo que complica el trabajo, por lo que estoy muy contenta con ella.





1 comentario:

  1. Precioso!

    A ver si pones fotos de la chalina terminada!

    Besos.

    ResponderEliminar