viernes, 14 de febrero de 2014

Segunda oportunidad


Como todos los viernes, Marce de http://colorincoloradoblog.blogspot.com.ar/ nos convoca a participar de sus findes frugales. La verdad que no había preparado nada frugal esta semana, pero cuando entré a la cocina para preparar unas riquísimas empanadas de carne para esta noche ¡zas!... se me acabó el pimentón, sí, ese rico pimentón que siempre nos mandan de España mis hermanos, o que también hemos traído nosotros, así que tuve que abrir otra lata.



Pero la lata vacía me llamaba desde un rincón de la mesada, no podía dársela a mi marido como todas las anteriores para que guarde tornillitos, esta vez no, esta lata se merecía una nueva vida, así que dejé de lado cebollas, carne y pimientos para ponerme a buscar todo lo necesario para que esta hermosa lata hoy luzca diferente

Tiene en la tapa un orificio redondito ideal para su nuevo fin

Uno de los papeles que le compré a Marcela y que guardaba para algo especial, hoy se convirtió en su nueva cara

Un poquito de sal gruesa en todo ese espacio vacío, por si se cae cera caliente

Un lacito de rafia

y ta chan... un porta velas divino

Esto sí que fue frugal, no me llevó más de 5 minutos hacerlo, y otros 5 enseñárselo a todas ustedes

¡Buen fin de semana!








24 comentarios:

  1. Lindo trabajo con esa cajita y Feliz San Valentiin y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Nos encanta Alejandra! Hicimos una muy parecida,y la rafia nos saca de muchos apuros y además es muy decorativa!
    Te deseamos un feliz finde!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Rápido, frugal y decorativo. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Que buena idea,bonita,barata y eficaz.bSS APRETAOS!!!!

    ResponderEliminar
  5. Una gran idea aprovechar la forma de la lata para colocar la vela. Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  6. Ideal para la mesita romántica de hoy a la noche, ¿no?
    Se alinearon los planetas y se te acabó el pimentón en el momento justo para participar en el finde frugal y festejar esta noche.
    ¡Buen finde y feliz día!

    ResponderEliminar
  7. Menos mal que esta lata fué para vos y no para los tornillos! Le savaste el jugo y la convertiste en un amoroso porta velas! Un beso

    ResponderEliminar
  8. Precioso! Ahora, lo de los cinco minutos para hacerlo, te lo creo, pero cinco minutos para armar la entrada ... nooooo!!! A mí me lleva horasssss. Beso

    ResponderEliminar
  9. Buena y linda idea Adriana!,, Feliz San Valentín y que tengas un bendecido fin de semana
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡gracias chicas! sí Elena, me llevó poquito tiempo la entrada, de a poco voy aprendiendo, ya soy capáz de enlazar a otro blog y todo jajaj
    besitos chicas, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué transformación! está visto que con un poco de papel y mucha imaginación se pueden hacer muchas cosas
    Bsos y ¡buen finde! :-)
    Leo

    ResponderEliminar
  12. Que bonito resultado, lo que se puede hacer con un papel bonito y sal !!. Besots.

    ResponderEliminar
  13. Nooo, nada de tornillos! la latita te quedó preciosa e ideal para después comer las empanadas con luz tenue y romántica!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Este es un reciclado precioso Ale, de lata de pimenton a candelero, y renovado con papeles de la tienda MC de Marce! Quedó hermoso el trabajo, me encantó! Besos y buen finde! Victoria

    ResponderEliminar
  15. Esas latitas son un amor!!!! empanadas a la luz de la vela de un reciclado divino, qué más se puede pedir???

    ResponderEliminar
  16. Hola Ale, un gusto conocerte!!! Hermosa esa lata y aún más linda convertida en portavelas y de una manera sencilla y frugalísima. Desde ya te sigo. Saluditos!!!

    ResponderEliminar
  17. Gracias Daniela! la verdad que hasta a mi marido le pareció una idea linda y práctica. Un besito

    ResponderEliminar
  18. Hola Alejandra!!. Te he encontrado por casualidad y me ha encantado tu blog. Este recicleje me parece divino. Pasate por mi blog....www.entretenimientosdemonica.blogspot.com.

    Besitos.
    Monica

    ResponderEliminar